elecciones municipales/Equo

Guanyem, ¿totes? El encaje de Equo en las nuevas candidaturas populares

Ayer estuve con otros compañeros de Equo en la presentación de la plataforma Guanyem Barcelona, candidatura al Ayuntamiento de Barcelona abanderada por una Ada Colau que da un paso al frente como icono político de esta ciudad.

No éramos los únicos. Había compañeros de Pirates de Catalunya, de las CUP, de ICV, asociaciones vecinales, AMPAS, diversos colectivos sociales y mucha gente del barrio. Y es que aquí radica el éxito de la propuesta: su inclusividad y capacidad de convocatoria. Un éxito que nos hiere a los partidos políticos, quiero creer que más en el ego que en la realidad de nuestro día a día.

Al fin y al cabo, la pregunta que subyace siempre detrás de las candidaturas ciudadanas nos ronda a muchas la cabeza desde hace tiempo: ¿somos necesarios los partidos políticos? ¿Cuál puede ser nuestra contribución en el cambio social que plantean iniciativas como Guanyem Barcelona y Procés Constituyent?

“No cabemos todos”, decía ayer alto y claro Ada Colau. Y tiene razón: no caben el racismo y la xenofobia. No caben los partidos cómplices de la Troika. Pero, ¿tiene cabida la ecología política? ¿En qué medida? ¿Se puede estructurar una propuesta ecologista para los gobiernos municipales sin el concurso de Equo? Se puede, sin duda. Son numerososo los colectivos y plataformas ambientalistas capaces de ello. Pero, ¿se debe? No, no se debe.

Es fundamental que Equo participe y contribuya al éxito de iniciativas populares tan emocionantes y que, aunque nos pese, hasta el momento nos hemos visto incapaces de articular en solitario. Es evidente que faltaban factores que no reuníamos. Reunámolos entre todas, entonces.

Es importante estar también para garantizar que el asalto a las instituciones de estos nuevos movimientos, que llegan para sumar y no para competir con nosotros, se beneficia de la experiencia impagable que tenemos en muchas cuestiones, tanto procesales (primarias, debates abiertos, participación) como programáticas (ecología política: economía verde, derechos, transparencia). Si defendemos la causa, nuestra identidad no se diluye, se multiplica.

Los riesgos y desafíos a los que se enfrentan posibilidades como Guanyem Barcelona, que no son pocos, se pueden disminuir con nuestro compromiso y capacidad de replicar, explicar y compartir los métodos que ya venimos ensayando diversas organizaciones políticas y sociales.

Y así, quizás, entre todas podamos conseguir una ciudad sostenible, que sepa reconocer el equilibrio necesario con el medio rural que la rodea y la nutre. Una ciudad donde, desde la transparencia y la gestión colectiva, sus habitantes puedan gozar de soberanía alimentaria y energética, y de unos servicios sociales, educativos y sanitarios suficientes y gratuitos para todas.

Una ciudad que camine hacia la independencia energética y sepa reestructurar su tejido empresarial e industrial en beneficio de la economía local y del bien común. Una ciudad que no se venda al modelo turístico. Una ciudad para todas, una Barcelona en la que guanyem totes.

4 pensamientos en “Guanyem, ¿totes? El encaje de Equo en las nuevas candidaturas populares

  1. Por mi experiencia en Getafe (Madrid) con distintas organizaciones sociales, desde plataformas, asociaciones ciclistas, vecinales y sindicatos ente otras, el problema que he detectado para incluir el ecologismo y el feminismo en las propuestas comunes que marquen la estrategia marco de colaboración es el clásico de utilizar una visión reduccionista y no holística de la realidad.
    Se tiende a reducir los problemas a solucionar en partes separadas y luego darles una prioridad, por lo general y en este orden, la emergencia social por exclusión, el empleo, la justicia fiscal, los derechos de los trabajadores, la gestión pública de los servicios…y por último el feminismo y la ecología.
    Como es de suponer al no poder solucionar completamente las primeras partes nunca se llega a las últimas, estrategia que desde mi punto de vista es muy peligrosa ya que no son estáticas si no que se van alimentando de las decisiones tomadas para solucionar las más prioritarias, lo que las hace cambiar continuamente, obligando a su revisión constante, adaptando las soluciones a la nueva realidad creada y como no se han tenido en cuenta las consecuencias a priori, éstas tienden a agravar aún más las amenazas latentes.
    Esta estrategia termina derivando con el tiempo en nuevos problemas sociales y económicos y vuelta a empezar…esto sólo puede llevar al colapso del sistema.
    Para evitar todo esto el único método que considero acertado es la inclusión de manera transversal de la ecología social y el feminismo en el debate y propuestas de solución de los problemas que se plantean.
    Pero tengo que confesar que no es nada fácil ya que de ambos existe un desconocimiento o lo que es más grave una visión muy distorsionada de lo que de verdad son, lo que obliga a un trabajo pedagógico previo que casi nunca es posible aplicar.

  2. Pingback: Presentació de Guanyem Barcelona

  3. En la reunión que hemos tenido en Guadalajara con otros partidos (IU y Podemos) sindicatos, asociaciones y plataformas ciudadanas; para una primera toma de contacto, siguiendo el ejemplo de Barcelona y Madrid (Guanyem Barcelona y Municipalia) he visto el mismo problema para incluir el ecologismo y el feminismo en las propuestas, hay otros problemas más urgentes en medio de esta crisis devastadora.
    Un compañero del sindicato de estudiantes se empeñaba en resaltar los problemas de los jóvenes en todos los sentidos, educación, trabajo, emigración, emancipación…
    Por supuesto todos estábamos de acuerdo, pero como dice CIUDADANOECOLOGISTAXXI si utilizamos una visión reduccionista y no holística de la realidad, no es posible incluir el feminismo y el ecologismo social.
    En mi formación en igualdad de género y pedagogía he podido constatar que hay temas entre los que se incluyen éstos, que han de tenerse en cuenta e impregnar todos los demás, de forma que ante cualquier tema, siempre hay que mirarlo desde el punto de vista de género y ecológico.

  4. Hace 22 años que se creó el Programa 21 de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el desarrollo acompañado de una agenda con acciones concretas a acometer para su cumplimiento. España fue una de las naciones firmantes. Sin temor a equivocarme el 90% de los ecologistas apoyamos estas acciones y son la base de la mayoría de nuestras propuestas. No están ligadas a ninguna ideología política ya que fue ratificada por gobiernos de todos los colores.
    En principio no deberían tener discusión y son una buena base para realizar propuestas. Pues a pesar de ello sigo escuchando que los ecologistas no nos preocupamos de los asuntos sociales y que no entendemos de economía. Si sacas alguna de estas propuestas en una reunión es rechazada por ser poco realista y no estar fundamentada, vamos que ni les suena la Agenda 21.
    Yo siempre he pensado que no hay que complicarse mucho la vida a la hora de hacer propuestas a nivel local, basta con adaptar la agenda a las características intrínsecas del lugar, pero a pesar de ello se empeñan en partir de cero como si nunca se hubiese propuesto nada y fuesen los únicos que se han dado cuenta de los problemas, me parece una pérdida de tiempo importante que se suma a los 22 años de retraso que ya llevamos.
    Si cuando nos va bien nos olvidamos de todo y cuando nos va mal empezamos de cero entramos en un círculo vicioso que no hace más que multiplicar exponencialmente las crisis venideras.
    Para que nadie diga que estas cosas me las saco de la manga, acompaño textos y enlaces.
    El Proyecto 21 de la ONU1 es un acuerdo de las Naciones Unidas (ONU) para promover el desarrollo sostenible, aprobado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), que se reunió en Río de Janeiro del 3 al 14 de junio de 1992. Este acuerdo se firmó junto con la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo y la Declaración de principios relativos a los bosques. El Programa es un plan detallado de acciones que deben ser acometidas a nivel mundial, nacional y local, por entidades de la ONU, los gobiernos de sus estados miembros y por grupos principales particulares en todas las áreas en las que ocurren impactos humanos sobre el medio ambiente. (http://es.wikipedia.org/wiki/Programa_21)

    http://web.archive.org/web/20090420073232/http://www.un.org/esa/sustdev/documents/agenda21/spanish/agenda21sptoc.htm
    PROGRAMA 21 (Sólo los 8 primeros puntos de 40)
    Sección I. Dimensiones sociales y económicas
    2. Cooperación internacional para acelerar el desarrollo sostenible de los países en desarrollo y políticas internas conexas
    3. Lucha contra la pobreza
    4. Evolución de las modalidades de consumo
    5. Dinámica demográfica y sostenibilidad
    6. Protección y fomento de la salud humana
    7. Fomento del desarrollo sostenible de los asentamientos humanos
    8. Integración del medio ambiente y el desarrollo en la adopción de decisiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s