comida ecológica/crisis/Decrecimiento/economía/maternidad

Soy pobre y compro ecológico

Pastel de limón y mermelada de kiwi hecha en casa

Pastel de limón y mermelada de kiwi hecha en casa

A menudo y particularmente desde que empezó a la crisis oigo furibundas diatribas contra la comida y/o productos ecológicos provenientes de personas que afirman no poder llegar a fin de mes y por lo tanto no poder preocuparse por si compran o no alimentos de buena calidad. Por lo visto lo único que importa es llenar el buche. El colmo de los colmos ha tenido lugar con la presentación de un informe, en mi opinión, bastante dudoso de la Universidad de Stanford que asegura que los alimentos ecológicos no presentan ninguna ventaja para salud a pesar de ser bastante más caros (sic).

Mis razones para dudar del estudio no son que lo haya realizado la Universidad de Standford, sino que en el mismo estudio se diga que lo que si tienen los alimentos ecológicos son cantidades sensiblemente inferiores de contaminantes químicos (¡o ninguna cantidad!) y hormonas/antibiótico en la carne (2º sic). Vaya, supongo que los sesudos eruditos de Standford no consideran esa una ventaja sanitaria sobre los demás productos agrícolas. Intentaré creerme que no hay oscuros intereses detrás de semejante afirmación.

Como siempre que aparece una de estas noticias, la red se hace eco y ahora mismo hay un interesante debate entre personas partidarias o en contra de los productos ecológicos. El debate ha llegado hasta el punto de que El Comidista le ha dedicado una entrada (La comida ecológica, ese supuesto lujo para pijos). Un blog, por cierto, que tiene todo mi respeto por su defensa de la comida sana, de temporada, de proximidad y, sí, ecológica.

Lo que no me gusta es que el autor comenta que el precio puede ser un factor decisivo para no poder comer ecológico y tras leer la cantidad de mensajes que generó la entrada a ese respecto, me decidí a escribir yo también sobre el asunto. ¿Que por qué? Por que yo soy pobre y consumo ecológico. Y si no consumo más ecológico es por razones de logística, más que por razones de economía.

Yo también solía quejarme de lo cara que era la comida ecológica, hasta que pasó algo en mi vida. Tuve un hijo, y decidí que ya estaba cansada de hablar y quería hacer algo. Quería que mi hijo tuviera acceso a una alimentación mejor, más sana, con menos fertilizantes y hormonas. Más tradicional y próxima, más de cuchara y de sobras, también. Y desde entonces empecé un viaje en el que he aprendido muchísimo. He aprendido a hacer compota y mermelada con la fruta de temporada, he aprendido a hacer pan y magdalenas, he aprendido a cocinar con lo que hay y a reinventar lo que sobra para que siga siendo comestible mañana.

El primer paso es cambiar de mentalidad: te apuntas a una cooperativa ecológica y tu vida da un giro de 180º. Ya no puedes comer, ni cocinar, lo que te apetezca. Puedes comer y cocinar lo que hay, y tienes que adaptarte al calendario. Mi vida ahora es diferente, tengo que planificar comidas y compras con mucha antelación, y necesito más espacio y tiempo, espacio para almacenar más cantidad (si compras a granel es más barato, si compras más cantidad es más barato, si compras de temporada es más barato), y tiempo para cocinarlo, porque una vez que llega la temporada de un alimento, compro varios kilos y lo cocino y lo guardo en diferentes preparaciones.

¿Y de donde saco más tiempo? Bueno, al nacer mi hijo también tomé otra decisión capital en mi vida: decidí trabajar menos. Soy autónoma, trabajo entre cuatro y seis horas al día, sólo de lunes a viernes y sólo mientras el niño está en el colegio (antes trabajaba todos los días y a todas horas). He tenido que reorganizar mi trabajo, reducir el número de clientes que tengo, y también educarlos en que ya no hay encargos de viernes a última hora que vayan a estar listos el lunes por la mañana. Y reduciendo el número de clientes y el número de horas, sí, mi salario se ha visto reducido. Y no, no gano mucho, algunos meses, algunas administraciones “se olvidan” de pagarme, otros meses otras administraciones deciden que aún estoy pagando pocos impuestos… No estoy en el paro, pero mi familia es de las que hacen malabares para llegar a fin de mes. Y eso no me impide comprar ecológico.

Gasto aproximadamente un tercio más que el resto de la gente en comida. Lo hago por la salud de mi hijo, y también por la salud de mi entorno, por la soberanía alimentaria de mi región y por tantas otras razones. Y si no compro más ecológico y aún hay un porcentaje variable, que puede alcanzar el 30% dependiendo del mes, de comida no ecológica en mi despensa, es por la logística. La cooperativa que me sirve la leche viene una vez cada tres semanas. No puedo comprar leche y yogures para tres semanas (mi hijo toma un litro aproximado al día, eso son 21 botellas de leche mínimo por pedido… no sabría ni dónde meterlo) porque se pone malo. Lo sustituyo con producto de proximidad de buena calidad, como la leche de la cooperativa ATO o el arroz Montsià.

Comprar y consumir productos ecológicos no depende del dinero que haya en casa, depende de en qué lo quieras gastar. En esta casa se come mucho arroz con verduras y poca carne. Ademas, el ocio de esta familia pasa muchas veces por excursiones al bosque o a los parques naturales cercanos, con la tienda de campaña y el tupper (con comida ecológica) a cuestas. Cortamos en dinero para viajes, teléfono móvil, electricidad, salidas al cine… y sin embargo, siento que mi vida ha ganado mucho en calidad. Nos ponemos enfermos menos y cuando nos ponemos enfermos, nos dura menos que antes. A largo plazo, también sé que estoy dejando mi dinero en puestos de trabajo decentes en mi región. No me parece tan caro.

150 pensamientos en “Soy pobre y compro ecológico

  1. Muy buena la entrada. No he hecho todavía el cálculo, pero intentaré hacerlo. Estoy también convencido de que en un año el precio de lo ecológico ya es competitivo si se llevan a cabo procesos de conserva y procesado.

    • Nosotros tampoco somos ricos y ya la practica totalidad de los que comemos es ecológico. Se trata a veces de consumir menos (por ejemploecha algo menos de leche al té, pero al ser ecológica te nutrira más), no somos muy carnivoros (nuestra cesta no se dispara por ahi), y además tenemos nuestra huertina en el fugaz verano leonés de las inmediaciones de la Cordillera, pero que durante dos mesines nos va dando cosas, por no decir de las manzanas que duran hasta mayo-junio, las cebollas hasta mayo,o ajos hasta junio.
      Se trata de ver las ofertas, yo compro a traves de una tiendina que me rebaja al comprar cantidad o al preveer mi pedido semanal, pero tambien algunas cosas las pillo en el carrefour. Lo de limpieza y cosmetica lo cojo en otra tiendina que me sale mucho mejor, es buscarse un poco la vida, y mejoraras tu salud y la del planeta, eso cuando no te libres de una muerte prematura o un infierno en vida (preguntad a los de la hipersensibilidad multiple por ejemplo)
      Saludines.

      • ¿Exactamente en qué te nutrirá más la leche ecológica? ¿Tiene más grasas? ¿Más azúcares? ¿Más proteínas? El resto de compuestos químicos son agua o están en cantidades negligibles.

  2. Gracias, Jorge. Yo estoy segura de que me sale a cuenta, pero no tengo datos. Llevo todo el año intentando recoger los recibos y los cargos de la cooperativa para demostrar que en realidad gasto menos en comida aunque la comida que compro sea más cara, aunque sea porque me dura más el pan que yo hago (y pueden ser hasta 4 euros dependiendo del tipo de harina) que el que compro a 40 céntimos y al día siguiente no puedo usar ni para tostar. Y lo que ganas en sabor y en salud… eso no se cuenta con dinero, por no hablar de lo que se disfruta una mermelada o un pan cuando están hechos en casa.

    Hace unos días en las Cervezas Verdes, dos empresas que sirven ecológico a colegios afirmaron que las alergias en el comedor descienden de forma brutal. ¿Cómo pueden decir que no son más sanos? Es indignante.

    • efectivamente, no creo que sea tan caro al final y a la postre..yo me gasto mas en verduras y pollo eco, pero no compro galletas, patatas fritas,refrescos chuches..etc, que es lo que veo los carritos llenos cuando voy a un super normal

    • Hola Carolina, quiero empezar a consumir productos ecológicos pero creo que no encuentro lugar donde los tengan bien de precio. Veritas es caro y algunas herboristerías tambien, podrías recomendarme algun sitio? soy de Barcelona. un saludo

      • Hola Mónica: los productos ecológicos son más caros a primera vista. El ahorro viene a largo plazo. ¿En qué barrio de Barcelona vives? Mi recomendación es que empieces por una cooperativa de consumo ecológico, si me dices dónde vives te recomiendo cosas más concretas.

  3. Hola Carolina. Muy buena tu reflexión, tanto en lo que respecta al cambio de prioridades en tu vida como al tema de la comida ecológica 🙂

  4. Muy claro y didáctico. Hay que dedicarle más tiempo a lo importante, la alimentación, y menos a otras cosas que ahora nos parecen imprescindibles. Participar en un grupo o cooperativa de consumo está al alcance de casi cualquiera, solo con adaptar un poco los hábitos. ¡Comparto!

  5. Pues ya que está tan preocupada por la salud de tu hijo, deberías empezar a plantearte que deje de beber leche de vaca. Puedes sustituirla por una leche vegetal, aunque son más caras. Y no te preocupes por el calcio, que tome frutos secos y semillas, y, si puedes, empiezas a introducirle las algas. Lo importante del calcio es no eliminarlo, lo cual se produce cuando ingerimos azúcar refinada y sí, lácteos. No en vano, el país más consumidor de lácteos del mundo, EEUU, es el país con más osteoporosis. Seguro que comoces a alguien que nunca ha soportado la leche y no tiene problemas de calcio (mi madre, por ejemplo). Bueno, investiga por ti misma.

    • Hola Lulo: gracias por tu mensaje. No me tengo que ir muy lejos, yo soy alérgica a la leche. Pero el niño no. He probado a darle leches vegetales y las rechaza. Me parece una tontería soberana darle algas que muchas veces están preparadas al otro lado del mundo teniendo tanta fruta y verdura variada a mano, que además le encanta. No estoy preocupada ni por el calcio ni por la proteína, sencillamente al niño le gusta la leche y no veo porqué se la voy a prohibir si a él no le hace daño. Lo que si hago es procurar dársela local y ecológica.

      • como que al otro lado del mundo: si tienes las de algamar que vienen de Galicia,
        sobre la leche yo no la tolero, pero parece que hay mucha gente que le va bien, asi que no estoy seguro sobre eser tema..

  6. Gracias Dscarpio: no está al alcance de cualquiera, por desgracia. Vivo en Barcelona y hasta puedo elegir cooperativa, pero hay ciudades de España donde no hay ninguna (Albacete, por ejemplo) y ya no te digo en pueblos pequeños, que a veces están rodeados de huerta y en la tienda sólo encuentras producto que viene de Andalucía como cerca. Nosotros tenemos mucha suerte. Un saludo, me gusta tu blog.

  7. Buenísima reflexión e invitación. Estoy convencida también de que no se trata de ser más caro o más barato si no de prioridades y dar valor a a más cosas. Ser capaz de comprometerse no sólo con una alimentación más saludable, si no con ayudar e invertir dinero en personas y empresas que llevan a cabo una labor muy importante, sostenibilidad. Gracias por aportar tanto!

  8. Hola,
    he llegado hasta aquí a traves de un tweet de @dscarpio que fue compañero mio en la carrera y con el que he mantenido más de una discusión acalorada con respecto a los transgénicos. Ahora mismo estoy trabajando en Stanford y quería añadir un poco de perspectiva al tema del precio de los productos ecológicos. No me voy a meter en el estudio tan comentado sobre la comparación entre ecológicos y alimentos tradicionales, creo que el estudio tiene su valor y los propios autores reconocen sus limitaciones, para mi la principal es la duración de los estudios que recogieron. Aquí en Silicon Valley la comida, y los orgánicos es muy muy cara. La fruta se vende por piezas y no sueles bajar de los 4 dolares por kilo. Es casi imposible encontrar carne por menos de 12 dolares el kilo y el pescado es peor. Si quieres comprar salmón salvaje prepárate a pagar 40-50 dólares el kilo. Hay un montón de farmers market en todas las ciudades, se cierra una calle y los agricultores de la zona bajan a vender sus productos hay gente tocando en la calle, en fin, es una buena manera de pasar la mañana con la familia. No se porqué esto ya no se hace en España. El problema es que es realmente caro, si que puedes comprar cosas pero después de mirar y mirar. Y si, la mayoría de la gente que compra allí son pijos yupies. Los mexicanos que trabajan en esas granjas jamás podría comprar esos productos. Como quiera que la vivienda es también muy cara (nostros pagamos 1500 dolares por un apartamento de 1 habitación) te queda muy poco margen para elegir. Yo también tengo un hijo pequeño e intento darle lo mejor, me gusta comprar a los agricultores locales, no porque sea orgánico, si no porque es la mejor manera de garantizarte que estás comprando justo en el momento justo de maduración y lo más fresco posible y para mi eso es lo que hace que un producto sea mejor que otro. Eso si, no nos queda nada de dinero a final de mes.
    De todas maneras yo creo que el futuro, como todo está en la diversificación y en la convivencia entre distintos tipos de agricultura según las condiciones. Os recomiendo vivamente leer a Pamela C. Ronald (@pcronald) y su libro Tomorrow´s Kitchen.
    https://www.dropbox.com/s/vkgi2q8thrrh53h/ronald_1_640d.mov

    Un abrazo.

  9. Hola Ruben:
    No te ofendas, pero partiendo del hecho que tienes 1500 euros al mes para pagarte un alquiler, yo tengo poco que contestarte. Yo no tengo ese dinero ni para el alquiler ni mucho menos para comida. Pero sí puedo decir que en un momento de mi vida estuve en una posición similar a la tuya, y decidí que no quería seguir viviendo así. Me volví a casa, al revés de lo que está haciendo tanta gente, porque pensé, y sigo pensando, que tengo más que aportar aquí. Busqué una casa con un huerto en un pueblo pequeño, mi intención era decrecer de verdad. Por desgracia la vida se puso por en medio y he tenido que decrecer de otra forma. Pero la idea era cambiar de estilo de vida, y eso lo he hecho. Dices que lo que hace que un producto sea mejor que otro es que esté lo más fresco posible y se haya recolectado en el momento justo de maduración. Bueno, entre una fruta así llena de pesticidas, y otra también local y recogida en el momento justo pero sin pesticidas, sigo viendo más saludable la fruta sin pesticidas, y eso es lo que me molesta del estudio de Stanford. El desprecio al alimento orgánico cuando elimina una de las fuentes principales de enfermedades y alergias. Yo creo que el futuro pasa porque dejemos de comer mierda empaquetada a precio de ganga y dejemos de contaminar la tierra. Yo no voy a escatimar costes en eso.
    Saludos, Carolina

  10. No me ofendo. Yo crecí en un pueblecito de Asturias de 40 habitantes. Se lo que es cultivar tus propios alimentos, criar tus propios animales. Mis padres hicieron todo lo posible por darme la mejor educación posible y mandarme a la universidad. Allí todavía mi pasión por las plantas y por saber cómo funcionan creció y decidí hacer mi tesis doctoral estudiando los efectos de la deficiencia de hierro en las plantas. Ahora siguiendo mi pasión me he venido a trabajar como postdoctoral a Stanford para estudiar los efectos de la sequía en las raices de las plantas. Este es un sitio estupendo para investigar, pero también muy caro, al menos para nosotros los investigadores porque competimos con todos los ingenieros de Facebook, Google y demás empresas de Silicon Valley por los recursos. Me gusta lo que hago y escogí este lugar porque aquí puedo hacer lo que me gusta, pero también porque es un buen sitio para mi familia. Cada uno toma las decisiones que cree más acertadas para su vida. Lo que está claro es que este planeta no está preparado para que todo el mundo viva en una casa con su huerto y a la vez pueda tener conexión a internet, ir al cine en coche o hacerle un scanner a tu hijo porque tiene una enfermedad rara. En esta vida que llevamos hay que hacer compromisos con todo. Con lo que comemos como decía antes habrá que intentar sacar la mejor posible de cada modo de producción que disponemos y quedarnos con lo mejor de cada uno. El mundo no puede vivir sólo de la agricultura ecológica, ni de la agricultura convencional ni de los transgénicos. En cada situación habrá que ver que es lo más adecuado, con la mente abierta y sin prejuicios.
    Un saludo.

    • Rubén, todo el mundo comió ecológico y próximo, y se alimentó a toda la humanidad durante milenios con ese sistema. Los pesticidas y químicos que se utilizan en la agricultura, ¿cuántos años tienen?

      • ¿Cuál era la población mundial en el siglo XIX y cuál es ahora? Me parece que falta un poco de información y conocimiento sobre que es un transgénico, porque los cultivos requieren pesticidas y tal. Porque entre una fruta con pesticidas no perjudiciales y una que pueda tener yo que sé que bicho ahí metido, pues yo elijo la que tu ves tan mala. Es cuestión de perspectiva como bien apunta Rubén.

      • llevas razon, excepto por un problema que ahora somos 8.000 millones, aunque tambien es cierto que la explotacion de recursos de ahora es insostenible, por supuesto que en el fondo llevas razon…ahora resulta que lo eco que se hizo durante milenios es algo raro y lo normal es lo de los ulitimos 60 años consumir con pesticidas, antibioticos..

      • El argumento de la población mundial incluso favorece lo ecológico: Olivier de Schutter, relator especial de la ONU sobre el derecho a la Alimentación, afirma que la agricultura ecológica ya es más rentable que la tradicional, y que si queremos alimentar a un planeta que llegará en breve a los 10 mil millones (y sin cargarnos el planeta), deberíamos potenciar este tipo de agricultura.

      • Se alimentó a toda la humanidad cuando no venía una plaga o una sequía y morían miles y miles de personas, o una toxina botulínica o mismo un exceso de “químicos” tan naturales como el purín. No hay más que mirar los libros de historia.

      • También podemos mirar al presente, pensemos en las hambrunas que sufre buena parte de la población, en la desertificación, en el dumping… nada que ver con la agricultura intensiva tradicional…

      • Pues los quimicos en agricultura se utilizan desde hace muchisimo. Mi bisabuelo sulfataba las uvas. Tambien le echaba azufre. de que estas hablando, carolina? betitres te lo está diciedo! como va a ser mejor la agricultura que habia en la antiguedad a la que haiy hoy? no ves que es rarisimo morirse hoy en dia por un alimento en mal estado en EUropa? pero tu que defiendes, vivir como hace 2000 años? hazlo tu si quieres! yo seguiré consumiendo sin miedo!.

    • Es curioso..
      El cambio de paradigma afecta a posibilidad de que nos pongamos de acuerdo con personas que opinan que el consumo de productos ecológicos es caro y/o no tan sano.
      Es ni más ni menos que los consumidores de ecológicos ya no consideran lo caro y lo barato en “moneda”.
      Para mí..concrétamente, no es caro comer ecológico por que mi escala de valores es ya otra..
      Es más valioso para mi la salud,tanto propia como de la tierra.
      Y no las monedas que llevo, o no, en el bolsillo.

      No hablamos en los mismos términos, bajo el mismo paradigma..

      No obstante, y hablando desde el paradigma de la “moneda”, el problema es que no tenemos suficientes datos para afirmar que es imposible que todo el mundo coma ecológico. Pues estamos empezando a reiniciar la “maquinaria” que lo hace. Ahora, se intenta competir con la industria alimentaria y lo ecológico no está para competir. Está para alimentar, que es mayor tarea.

      Por cierto.. una pregunta.
      ¿Es posible que los granjeros no puedan comprar productos ecológicos por que no se les paga lo que es digno?

      Saludos y salud!

  11. Comer ecologica es más caro. Se mire como se mire. Pero no porque sea más beneficioso ( que no dudo de que lo sea), sino porque es una forma de conseguir que se mantenga en un consumo minoritario. Mientras, se generan debates absurdos sobre si estás a favor o en contra, y se adoptan actitudes extremadamente paternalista. Haber escogido una opción de vida es eso, una opción. Y nadie es ni mejor ni peor por eso. Francamente, estoy encantada de que toda mi vida no tenga que girar en torno a los fogones organizando mi alimentación y la de mi familia, y en cambio tener tiempo de ir al teatro, por ejemplo. Sí, ir al bosque es gratis, pero no es un estimulo cultural e intelectual. Estoy segura de que ambas cosas son igual de importantes para el sujeto moderno. Defender “he visto la luz y soy más feliz” no ayuda a que se vea el consumo de comida ecológica como algo positivo. Y mientras nos debatimos en a favor y en contra, y aceptamos que tenemos que renunciar a esto o aquello, las multinacionales siguen produciendo a gran escala, dejando a los que optamos por formas de consumo alternativas como una panda de neorurales pijos. Y francamente, creo que ciertas actitudes no hacen más que reforzar eso. No sé, una persona que no tiene la opción de escoger, entonces ¿que hace? Darle lecciones de “otra vida es posible” a un gran numero de la población que no tiene el privilegio de escoger ( sí, lamentablemente hoy en día los que escogemos somos privilegiados) no ayuda.

  12. Te equivocas. Lo entiendo perfectamente. Pero quedare encerrado en una idea de a favor o en contra no lleva a ningún sitio. El debate es artificial y así no se consigue nada. Pásalo bien haciendo compota.

  13. No me parece adecuado decir que los alimentos ecológicos son más caros. Un ejemplo, quieres hacer una tortilla de patatas para tí y para alguien más. Si quieres que salga más grande, le puedes añadir levadura pero la levadura no es ni huevo ni patata, parecerá más grande, masticarás durante más tiempo pero no comerás poco huevo y poca patata. Te saldrá más barata que hacer una tortilla con muchos huevos y muchas patatas y en apariencia uno podría pensar que son iguales, pero en realidad no las puedes comparar.

    Eso es lo que pensamos algunos de los compramos ecológico, el resto de alimentos son más baratos, pero te dan la mitad de producto y luego añaden el equivalente a la levadura en el ejemplo anterior así que es normal que sea más barato, te están dando menos. Para comprobarlo basta con leer la lista de ingredientes de cualquier producto de un supermercado. Si tenéis un yogur en casa, de cualquier marca, comprobaréis que lleva harina de tapioca o cualquier cosa así. No pasa nada, la tapioca no es uranio pero estás pagando por 150 gramos de yogur y te están dando la mitad. ¿Qué hago yo? en vez de comerme un pseudo yogur al día, me como dos a la semana, pero de los de verdad y me gasto lo mismo que los que compran en el supermercado y, en términos absolutos, también como lo mismo. Bueno, no, yo no como tapioca sin saberlo.

    Creo que lo del dinero es una excusa, igual que es una excusa que digamos que no tenemos tiempo para hacer ejercicio. Comer ha sido el primer objetivo de los seres humanos durante toda su existencia y resulta que ahora no tenemos tiempo ni dinero para conseguir los alimentos adecuados pero tenemos nuestras casa abarrotadas de cosas.

    Te felicito por la entrada Carolina, alguien lo tenía que decir, aunque siempre sea el mensajero el que se lleva los reproches.

  14. Al niño le gusta la leche, y por eso le das aunque esté demostrado que produce cáncer, descalcificación, en algunos casos autismo y problemas en el rendimiento escolar, etc, etc, etc… espero que si le gusta el cianuro también le des con las mismas ganas, procurando que sea ecológico, eso si.
    Por lo demás es un buen artículo y de acuerdo contigo.

    • Que tu hijo tome leche o alimentos que no convienen es responsabilidad tuya, pero por supuesto que no voy a darle leche de vaca a mi hijo si sé lo que provoca! Sin ir más lejos, hasta hace 5 años yo tomaba leche a diario y estaba, por lo menos una vez cada dos meses, con mocos y alergias. Ahora ya ni recuerdo la última vez que tuve un costipado, mocos, alergias, anginas… El mayor ha tenido 2 enfermedades en 5 años que tiene: una otitis y hace dos años una gripe intestinal que lo dejaron KO unos días. Es mi experiencia personal y de ella intento sacar conclusiones. Si te interesa, http://www.sergicaballero.com/deja-la-leche-de-vaca_1941/ Saludos

      • Hola Sergio:

        Tengo intolerancia a la leche de vaca y no la consumo. No tenéis que convencerme de nada. El niño está sanísimo y nunca tiene mocos, muchas gracias por vuestra preocupación.

        Saludos

  15. me ha gustado mucho el artículo,…yo también prefiero comprar un filete ecológico y comérmelo en mi casa, que salir a comérmelo por ahí, y acabar pagando el doble…aunque en mi caso es factor decisivo el bienestar animal y medioambiental tanto como los beneficios para mi salud,…que no dudo que los tiene…no hacen falta tantos estudios, sé como me sienta….
    también me ha gustado mucho el comentario de terenia,…hay muchas buenas opciones…otras no tan buenas…pero no creo que exista una mejor,…ir al teatro y apoyar la cultura, también se merece un olé….hay teatros y teatros, precios y precios, bibliotecas para leer libros prestados….
    lo que no me ha gustado nada ha sido el tono de respuesta que carolina ha tenido con terenia….al fin y al cabo estamos hablando de respeto…no?

  16. Pues respondiendo un par de cosas a Terenia: primero, un paseo por el bosque sí puede ser un estímulo intelectual al mismo nivel que ir al teatro (la biología es una ciencia) y lo mismo pasa con la cocina (que puede ser una ciencia e incluso un arte).
    Y segundo, para hacer algunas de las cosas que se comentan el el artículo realmente no hace falta tanto tiempo, más bien organización y ganas.
    Creo que muchísima gente puede escoger, para unos será más difícil que para otros, pero de eso mismo va el artículo, de dar soluciones posibles para gente con menos recursos, y eso no me parece paternalista.

  17. Pingback: Comer ecológico, local y barato en Ithaca (NY, EEUU). Parte 1: Community-Supported Agriculture/Agricultura Sustentada por la Comunidad « Xiana GF

  18. Siento si el tono no gustó. No era mi intención. Me pareció que en vez de proclamar a los cuatro vientos que tenemos razón (yo también consumo ecológico, es más hay muchas cosas no puedo comer porque nunca me dieron comida procesa de grandes industrias, desde que era bebé). En fin, que llevo toda mi vida metida en esto y no crítico el hacerlo, crítico que alegando que “es cuestión de prioridades” criminalizamos a otros. Para mi no es solo una cuestión de lo que yo hago, es una cuestión de una sociedad mejor. Si no somos capaces de hacer autocrítica, mal vamos. Muy interesante que hayáis pensado que por haber criticado no soy “de los uestros” y en lugar de argumentar, evitar la discusión. No podemos ponernos en plan elitista. Hay mucha gente que no tienes opciones. Sí, de verdad, ni tienen tiempo ni manera de conseguir estos productos. Y argumentar ” si yo consigo el tiempo tu también deberías lo que pasa es que no quieres” no es una buena forma de compartir los beneficios de ciertas elecciones. Una vez más, siento se he ofendido, pero me pareció que dejé bastante claro ( toda mi post está escrito en plural de primera persona) que mi crítica era desde dentro, no desde fuera.

  19. Yo nunca me vacune y nunca enferme mas de 2 días , tal como lo leéis . Mis padres me enseñaron desde pequeño lo mismo que tú as contado , totalmente de acuerdo la verdura y la fruta fresca son de los mejores antibióticos naturales un saludo

  20. lo unico malo q veo es el tema de la leche, q es bastante chunga para los humano, por eso es de vaca… para vacas bebes… por lo demas totalmente de acuerdo

  21. Qué ganas tenía (sin saberlo) de leer algo así!! Después de muchos años de medicamentos, enfermedades, médicos, pruebas y poco acertados diagnósticos, alguien se dio cuenta de que el problema era la comida!! Entre una severa intolerancia a la lactosa, una galopante intolerancia al gluten y un sinfín de semejantes (a los garbanzos, a las judías, al plátano, al kiwi, al girasol, a las nueces, a las almendras, a los cacahuetes, a la soja, a los guisantes…sí, no soy ni capaz de recordarlos todos…) salí adelante cambiando por completo la alimentación. Recuperamos los productos hortícolas del pueblo, la carne “criada en casa” y nos pasamos a lo fresco y de temporada. Pasamos del “supersuper” a hacernos amigos de los pequeños tenderos y de las nueve pastillas diarias a las riquísimas comidas hechas con nuestras “manitas”. Compramos todo lo que no conseguimos cultivar/criar/elaborar en tiendas ecológicas, con un sueldo mileurista y con una satisfacción olvidada. Lo que comenzó siendo por obligación (y por salud) es ahora uno de los motores y de las ilusiones de nuestro día a día. Animo a todo escéptico que dedique un ratito a redescubrir las fruterías, a elaborar algunha mermelada y a sustituir los “emplasticaos/precocinados” por algún plato hecho con media hora de cariño y un montón de buenos alimentos. Nuestra salud y nuestro medioambiente nos lo agradecerán.

  22. Me ha parecido estupendo este comentario iniciado por Carolina. Tenía ganas de ver algo así y del debate tan enriquecedor que se ha generado al respecto.

    Yo soy una persona que tambien consume ecológico en lo posible, tanto criado por mi familia como en cooperativa, aunque quiero dejar de comprar algunas cosas en el super…

    Muchas gracias por lo comentado aqui. Lo comparto.

    Gracias.

    Noelia.

  23. Pingback: Soy pobre y compro ecológico « Portal de las Culturas

  24. Me ha encantado tanto el debate como el post, yo he encontrado a un agricultor ecológico que me sirve una vez a la semana, lo cosecha por la mañana y por la tarde a eso de las 7 ya la tengo. De esta manera de puede comer ecologico, barato y sostenible. Os animo a encontrar un agricultor local ecológico en vuestra zona!!
    De esta manera nos beneficiamos todos, se puede comer mejor , más fresco y más sabroso y los agricultores pueden sostener a su familia haciendo lo que más le gusta y cuidando el medioambiente

  25. Hola Carolina.

    Me ha encantado tu post que acabo de leer; yo también como ecológico todo lo que puedo a través de una agrupación de consumidores; hace unos meses, cuando me tocó explicar cómo funciona una red de consumidores en Aranda de Duero, eché una cuenta comparando lo que me costaba un pedido semanal en mi red versus lo que costaba en un supermercado online (probé con Eroski, creo); la diferencia fue de menos del 10% de diferencia entre productos similares…

    Lo barato sale caro como tú dices… pero lo caro, en realidad, no tiene porqué ser tan caro.

    Un saludo,
    Santiago

  26. Magnifico escrito que representa a muchos y muchas que ven en esas “diferencias significativas ” unas diferencias ABISMALES y que no pormenorizamos el trabajo de los/las agricultores ,su salud , sus salarios , un trabajo más valorado y las gracias de todos/as los que consumimos sus productos

  27. Pingback: Soy pobre y compro ecológico

  28. No está mal, al fin y al cabo es la experiencia de una persona. El tema del niño bebiendo leche de vaca me ha revuelto el estómago, la verdad. A ver cuándo hay concienciación porque lo que más contamina es el ganado, vamos que es un veneno y encima se carga el medio ambiente, sí, esos bosques a los que te gusta ir a pasear.

      • sinceramente…de ser un niño…preferiría mil veces una madre como carolina, que me de leche ecológica a ser posible,…antes que “una” cruel sentenciadora…que peligro!!, no creo que valga la pena entrar en el debate sobre la leche,…yo consumo ecológico por respeto, a mi, a mi medio, y al resto de los que forman parte de él…lo intento,…pero este tipo de comentarios, que estoy tan harta de oír, no dejan de removerme…

  29. Estoy totalmente de acuerdo. A la larga es mucho mejor y da más calidad de vida, no sólo el comer mejor (ecológico, productos de temporada, productos cercanos…), también las medicinas naturales, porque nos dan calidad de vida, mejoran nuestro cuerpo, nos aumentan las defensas naturales,… en fin nos permiten vivir con más salud tanto física como mental. Y desde mi punto de vista, esto es lo que verdaderamente importa (y además, lo que a la larga, sale más barato). Bravo por el articulo.

  30. Me ha encantado el post y el debate. Pero quiero hacer un apunte: el ganado no es tan super negativo como ha afirmado una. Cuando se practicaba la ganadería extensiva y transhumante, las vaquitas y las cabritas, limpiaban el campo y el sotobosque. Labor que no asumió el estado, así que cuando la hierba se seca, y nadie la ha limpiado, las llamas devoran los bosques en verano. Y con respecto al tema de la leche: vamos a ver …. como lo diría yo? Una norma básica de convivencia es respetar las opciones vitales de la gente. Si piensas que la leche es mala: no la tomes, carajo! Pero si te pones así: ¿de donde proviene tu ropa? ¿la confeccionan artesanos?. No vivas en una casa de ladrillo . No uses gas, ni petróleo(ésto incluye una gran inmensidad de artículos de uso diario, como el bonobús) ¿todos tus productos higiénicos son naturales? ni lavadora, ni frigorífico, tampoco (una persona usa de media tres lavadoras en su vida ¿tienes idea de el impacto medioambiental que supones eso?. Y el gas que tiene dentro el frigo, ni te cuento Ah! por cierto ¿sabes que tu ordenador contiene silicio(entre otras muchas cosas). Prohibido viajar en avión. ¿de qué son tus muebles? ¿donde los compraste? supongo que debe hacérselos uno mismo, con materiales reciclados. Las sábanas y los trapos de cocina, si no son de algodón orgánico, jamás nunca! y así podríamos seguir hasta el infinito. Mi moraleja es: Intenta hacer lo que buenamente puedas o quieras para que todo ésto sea más sostenible, pero no vale imponer ni censurar, vale convencer, hablar, razonar y respetar.(que a fin de cuentas es mucho más importante que tomar leche de vaca o no.

    • Se pueden tomar pequeñas decisiones que afectan a nuetras vidas de forma inmensa. No hay que volver a las cavernas, ¿entiendes? sólo comer sano y adoptar unos pequeños cambios de estilo de vida para comer y vivir mejor y de manera más sostenible. Evidentemente hay muchas teorías allí fuera de lo que es comer bien y sano, cada cual puede informarse y tomar su decisión. Cuanto más informado estés, mejor decidirás. No hay que hacer demagogia.

    • El problema también es que un producto que se comercializa como ecológico, en la mayoria de los casos no lo son. Por ejemplo: es ecologico un pepino co ercializado como tal que se consume en europa y se produce en Guinea? y la huella ecologica del transporte? por otra parte, lo que a mi me parece mal es que se engañe a la gente. Si una persona consume ecologico pensando que es mejor para el medio ambiente puede tener un pase, pero que lo haga porque le han dicho que es mas nutritivo, es una estafa porque la ciencia dice que no es cierto, son exactamente iguales a los convencionales en cuanto a la nutrición se refiere, y quien diga lo contrario miente como un bellaco atendiendo a no se qué intereses.

  31. Buenos dias Carolina, soy mama de una niña de 19 meses a la que le ha cambiado la vida. Como tu, desde que nació he querido darle una buena alimentación (ecológica) más sana y
    menos perjudicial para su salud (y en extensión a toda la familia). He leido mucho he investigado mucho e intento comprar ecológico en todo lo posible aunque aun me falta mucho por hacer. Tengo algunas preguntas que hacerte en cuanto a alimentación. Me podrías facilitar tu email para hacerte esas preguntas? muchas gracias.

    • Hola Kristina. Comer ecológico no es mas sano. No hay ninguna prueba de ello y todo los estudios serios, no auspiciados por organizaciones eco-alarmistas dicen que nutricionalmente no se distingue un cultivo ecologico de otro que no lo sea. Esa es la unica verdad. El resto es alarmismo que responde a no se qué intereses. Si la comida convencional fuese tan mala, habria muertes y enfermedades asociadas a su consumo y hoy por hoy, esa correlación no existe. Tampoco el consumo de transgenicos; en 17 años de consumo de ellos, no ha aparevido ni una muerte ni ninguna enfermedad. Esto choca basyante con lo que dicen algunos pseudo ecologistas, que se pasan el dia metiendo el miedo en el cuerpo con teorias conspiranoicas.Lo cierto es que hoy por hoy, la comida en europa es muy segura.

  32. Muchas Gracias desde Ecod’aquí… con respecto a la leche mejor pásate a las vegetales…. sabes que hay un utensilio de cocina (vaso filtrante) que se llama Chufamix, que funciona con cualquier turmix o minipimer y que te hace un litro de leche de avena por 13 centimos?? si, si, lo que oyes… 13 tristes centimos y en menos de un minuto

  33. Te felicito enormemente! Me has tocado el fondo del corazón y no podria estar mas de acuerdo contigo. Cada vez somos mas que vivimos y pensamos de està manera, creo que poco a poco esta lucha habra valido la pena. En mi caso tambien lucho con ese fin y creo en ello.
    Mi total admiracion. Buena semana.

  34. Acabo de ver este post, aunque ya veo que es de hace casi dos meses…me ha encantado tanto lo que dice Carolina como el debate…Hace unos meses que formo parte de un grupo de consumo de productos ecológicos de mi zona, y evidentemente no consumo todo ecológico…aunque es mi finalidad. Con respecto al precio de estos productos quería comentar algo que nadie a dicho y es que lo que no puede ser es vivir con todo lo que tenemos ahora pero en ecológico, por lo que creo que hay que tener en cuenta que la idea es la reducción en el consumo en general y de productos químicos en particular, tanto en alimentación como en higiene y limpieza. Imaginaros todo lo que se ahorra al dejar de comprar detergente, suavizante, lavavajillas, gel,champú, desodorantes, cremas, etc… y lo sustituis por jabones caseros, vinagre, limón, bicarbonato, unas cuantas esencias naturales y poco más…sé que suena raro, pero os aseguro que es posible, y con lo que ahorras en un lado, lo inviertes en otro. Conozco mucha gente que ha ido por ese camino y es genial.
    Si nos centramos sólo en alimentación, creo que pensamos que los productos ecológicos son caros, porque comemos mucho y muchas cosas que nuestro organismo no necesita (los aditivos se encargan de que nos hagamos adictos a esos productos) y al compararlo con lo ecológico, evidentemente, es insostenible.
    Creo que el consumo debe ser responsable, sostenible y saludable y cada cosa que compramos tiene una repercusión, no solo para nuestra economía, sino también a nivel social, medioambiental y para nuestra salud.
    Por cierto Carolina me gustaría aprender técnicas de conservación de alimentos de temporada y otras cosillas, si no te importa, me podrías dar tu dirección de correo electrónico para ayudarme. Gracias y un saludo a todos.

  35. Te felicito por este articulo. En la clinica del colon de cali, nos dieron una investigacion sobre la leche de vaca entre otros inconvenientes, causa: .calculos, tumores, enfermedades respiratorias, asma, por las flemas que se producen para eliminar este calcio, etc El organismo nuestro no tolera este calcio que es muy fuerte y busca eliminarlo. Este calcio es para construir cuernos, pezuñas, huesos y dientes de los terneros.
    Yo encontre una alternativa si ustedes quieren probarla, es: cocinar avena con ajonjoli q es rico en calcio, almendras, leche de soya y canela, a mi hijo le encanta y dice sabe igual q si tuviera leche. Hay un estudio del sacerdote Alzate sobre la avena y tiene los mismos nutrientes que la leche materna, al igual que el platano,
    Un abrazo,
    Shalom Aleijem !!

  36. Aunque el debate es antiguo, no he podido resistir meterme porque me parecen muy interesantes las opiniones de la gente. Muchas de ellas demuestran el poco conocimiento de la realidad de los productos industriales y a su vez del significado de alimentación ecológica. Vivimos en un mundo en el que hemos dejado de decidir lo que comemos porque las multinacionales que “dominan el mundo” son las que deciden, metiéndonos ideas que no son ciertas, y creándonos necesidades que no tenemos. Que si la leche es mala y hay que hacer leche con calcio ( q es el mismo que le quitan primero y después se lo vuelven a añadir), que si las cremas tienen que ser de ph neutro que son mejores ( mentira, pq nuestra piel debido a conservantes, pesticidas…es mucho más ácida de lo normal y deberíamos usarlas de ph alto para contrarrestar), que si las verduras y frutas tienen que durar un mes y ser brillantes y con mucho color (pero después no saben a nada y con las porquerías q llevan lo q nos aportan por un lado nos lo fastidian por otro) etc etc. Creo que ya va siendo hora de que nos demos cuenta, que la leche no es mala en absoluto (nunca lo ha sido), simplemente hay alguna gente que puede ser alérgica como a cualquier otra cosa, y que si la consumes desde pequeño tu cuerpo se acostumbra, al igual que se acostumbra a los conservantes, pesticidas…
    Por otro lado, la comida ecológica no es sólo comer sano, es un modo de vida, es cuidar tu entorno, la tierra que es lo más valioso que hay, el medio ambiente, crear puestos de trabajo en tu zona, total sostenibilidad cuidando la salud. Además hay que reflexionar sobre una cosa, todos estos productos que consumimos (me incluyo q yo ecológico consumo muy poco)que llevan corsevantes, pesticidas…son productos de los que desconocemos sus consecuencias en el tiempo (ya que hace relativamente poco tiempo que los consumimos) y que aunque a nuestra generación no nos cree demasiados problemas, la química y acidez de nuestro organismo se transmite genéticamente y en las próximas generaciones se verán las consecuencias reales, ahí dejo eso.

    Un saludo

  37. Una pregunta… para tí ¿cuanto dinero a principio de mes, es ser pobre? Porque te aseguro que con el sueldo que entra en mi casa, no podemos con los productos ecológicos… con tres hijos y un sólo sueldo inferior a mil euros, y pagando alquiler, coche, seguros, luz, agua, gas, etc… es imposible. Lo he intentado, no hay manera.

    • Hola Silvia:

      Soy autónoma, mis ingresos son muy variables y algunos meses negativos. De media, menos de 1000 euros al mes, pero desde luego ese dinero muchas veces no está a principios de mes.

      Saludos

    • hoal silvia, donde vives?? en ecodaqui tenemos un plan para ayudar a las familias con pocos recursos a comer ecológico

      651835322
      Alejandro

    • Silvia, no te comas el tarro! los productos ecológicos no son ni mas nutritivos, ni mas sanos, ni siquiera, en la mayoria de las veces, mas ecologicos. Yo tambien tengo 3 hijos, y paso de estas vainas porque todos los alimentos que encontramos en el mercado en europa son seguros. Los habitos alimentarios si que son importantes. Preocupate de que tus niños coman 5 raciones de fruta/verduras al dia, pasa de bolleria industrial y de grasas trans, y estarás haciendo lo correcto. Los productos ecologicos son mas caros, aunque digan aquí que no y no aportan nutrientes extra ni mejores.

  38. Creo que también es el caso de Carolina, yo compro ecológico pero no en Carrefour ni en distribuidoras del estilo, sino en cooperativas de consumo y a productores locales. El precio es sensiblemente diferente y los resultados para la economía local, ¡también!

  39. Me gusta mucho tu artículo 🙂
    Yo también compro ecológico, soy estudiante y no tengo mucho dinero, pero como tu has dicho prefiero comprar ecológico y disminuir otros gastos, y tener salud y comer fruta y verdura de verdad no de plástico
    Un beso

  40. Comer sano y bien no sólo significa comprar productos ecológicos o de Km0, significa vigilar lo que comemos y cambiar nuestra dieta a una dieta más sana para el ser humano tal como era en la antigüedad. De poco sirve comprar ecológico si seguimos consumiendo pastas y grano blanco (no integral), azucares refinados o postres con azucar añadido, harina blanca, aceites refinados, etc. que son veneno para la salud. La gente se cree que sólo comprando ecológico ya se alimenta bien, pero no siempre es así. Hay que comer 85% de grano integral, verduras, semillas, germinados, legumbres y frutas y sólo un 15% de carne o pescado y lácteos. Cocinar al vapor o crudo. Sólo así seguiremos una dieta realmente sana y equilibrada. Recomiendo el libro de la doctora Odile Fernández “Mis recetas anticáncer”. Te cambia la percepción de lo que es realmente comer sano y estar sano.

  41. Felicidades Carolina. Me alegra el amor hacia tu hijo te está haciendo aprender muchas cosas y te esté expandiendo. Lo único que puedo decirte es que sigas en esa línea y que si te interesa investigar sobre la alimentación seas crítica con lo que leas y contrastes la información, que haya rigor y evidencias científicas en dicha información y si son estudios científicos desvinculados de los intereses comerciales de multinacionales y políticos mejor. Un beso para tí y otro para tu hijo.

  42. Muy bueno Carolina, yo hace años que también estoy en lo mismo con dos peques de 3 y 6 años y cada vez intento hacer más cambios en positivo. Nos hemos de cuidar. Somos lo que comemos. No hace falta comer carne y si se hace, con conciencia, hay productores peqeños locales que pueden proveer. Yo también pertenezco a una asociación de consumo responsable desde hace 6 o 7 años. Lo básico es cambiar hábitos y no ver la alimentación como un capricho placer sino como nutrirse. Yo rara vez me pongo enfermo (toquemos madera) y me recupero rápido cuando me he lesionado. Los peques no estan vacunados y estan la mar de sanos, les gusta el dulce pero se lo intento procurar de otras maneras: fruta seca, fruta fresca, miel, concentrado de manzana, siropes, zumos, licuados, batidos con plátano, Si van a otro sitio y hay de otras cosas pues que lo coman alli, pero en casa no. tampoco refrescos, ni casi fritos, la verdura al vapor, pates de legumbres, cereales integrales (la avena se cuece en el mismo tiempo que el arroz y está riquísima) para desayunar con frutos secos machacados, pasas y platano secado con leche de arroz. Quesos, huevos y carne muy poco, yogurts un par por semana etc… y yo lo mismo. Ah! y que conste que soy el papi

    • Cris, te estan tomando el pelo!. Los productos etiquetados como ecologicos no son ni mas sanos, ni mas seguros, ni mas nutritivos. Los alimentos convencionales son los mas seguros de la historia. Si tu compras ecologico por una cuestion moral, religiosa o ideologica, fantastico, pero no digas que lo haces por salud porque no escieryo que sean mas saludables y/o nutritivos.

      • ¿Entonces porqué las autoridades europeas no quieren que entren productos de origen USA?
        ¿Entonces por qué se hacen normativas al respecto sobre su composición?
        ¿Entonces por qué hay controles sanitarios tan estrictos para los productos no ecológicos?

        Claro que los valores nutricionales pueden ser los mismos, lo que se intenta evitar son lo no nutricionales que les acompañan de manera directa o indirecta durante su producción y transporte.

      • Ciudadano ecologista, la razon por la que muchos productos alimentares de USA no entran en Europa, es por la guerra comercial que libran alemanes y nirteamericanos. Los alemanes utilizan a la ue como plataforma para proteger sus productos. Bueno, por lo menos ya reconoces que los valores nutricionales de productos tradicionales y ecologicos son los mismos. Ahora vé, y convence a muchos opinadores expertos que creen lo contrario aquí! verás como te mandan a tomar viento!

      • Una de las razones por la que no se permiten productos de USA es por la utilización masiva e incontrolada de sustancias como el clenbuterol y otros antibióticos que están provocando la aparición de superbacterias.
        Los efectos de la utilización de pesticidas y herbicidas de síntesis durante décadas se está detectando actualmente,así como el contenido de metales pesados y mercurio.
        Sus efectos nunca han sido a corto plazo, y sólo su tolerancia se medía independientemente nunca combinada con otras, por lo que se utilización se intuía como segura, pero su acumulación en ciertas partes del cuerpo como el tejido adiposo están originando con el tiempo enfermedades o provocan la aparición de otras en personas genéticamente predispuestas, hay estudios sobre la relación con el parkinson y el alzheimer.
        Sobre el contenido nutricional es verdad que contienen el mismo, pero eso no significa que su cantidad y calidad sean las mismas.
        Y un producto ecológico no sólo se define por su contenido si no por la forma de producirlo, transportarlo, conservarlo, distribuirlo y comercializarlo.
        Las semillas modificadas sólo se pueden comprar a un distribuidor y éstas sólo crecen si le aportas unos insumos concretos que a su vez sólo vende eses distribuidor.
        Con el tiempo las tierras se empobrecen en nutrientes orgánicos y la acumulación herbicidas las esterilizan para el cultivo de otras variantes.
        Se trata de un problema complejo, donde intervienen muchos actores que sólo buscan el máximo beneficio económico a corto plazo sin tener en cuenta sus efectos sobre la salud y el medio a largo plazo.
        Hoy podréis comer sano vuestros hijos a lo mejor no y vuestros nietos seguramente nazcan con mutaciones, porque esto ya está pasando.

    • Ciudadano ecologico-solo quiero decirle que su respuesta Julian es muy informativa. Entiendo perfectamente los puntos que cubre es su respuesta.Yo vivo en USA, y es cierto estamos muy vunerables a productos transgenicos, por ponerle un ejemplo las empresas que tienen intereses en estos productos no permiten (atraves de sus lobystas) etiquetar “trangenicos a sus productos” En horabuena que exista un metodo de regulacion en Europa. Por lo menos el consumidor tiene la opcion de elegir.

  43. Estoy muy de acuerdo!! Yo estoy en paro, tengo una hija y compro ecológico todo lo que logísticamente puedo, y es curioso, pero mucho más que cuando trabajaba y que decir que antes de ser madre.
    También he aprendido a comer menos y mejor, lo que ayuda a la economía casera, a tu salud, y el chute de energía que da…la sensación es como que todas tus células absorben nutrientes conscientemente, ya no por inercia o saturación!!
    Gracias por tu artículo.

  44. Claro que estoy de acuerdo, y es magnífico que en Barcelona haya opciones y cooperativas ecológicas. Yo vivo en la ciudad de México y aunque procuro comprar fruta y verdura locales cuando puedo a buen precio, no es tan sencillo comprar ecológico todo lo demás. No hay cooperativas orgánicas y las tiendas ecológicas son carísimas (sin contar que los salarios son miserables). Hay un sólo mercado orgánico que se pone los domingos y una vez que se me ocurrió comprar un pan, me quedé sin gasto para ese día. ¡Obviamente no lo vuelvo a hacer! Prefiero hornear el mío o comprarlo en la panadería local, aunque no lleven ingredientes orgánicos, al menos es integral. Y no, no compro sólo por “llenar el buche”, pero necesito sobrevivir. Y eso que mi posición es privilegiada comparada con la de la mayoría. Los tiempos están muy difíciles, pero comprendo que la gente de menores ingresos se alimente tan mal: casi nunca tienen otra opción.

    • Hola Mistikitis:

      Este texto estaba redactado para provocar más un debate sobre qué es pobreza y cómo se mide, que para hablar de consumo. Me alegra que haya gente que sepa meter el dedo en la llaga. Efectivamente, ¿qué es ser pobre en España hoy? Soy autónoma, muchos meses mis clientes no tienen dinero para pagarme y las facturas se alargan de tres a seis meses en abonarse. En el año en que redacté este texto mi declaración de la renta decía que para una persona con un niño, los ingresos rozaban apenas el umbral de la pobreza. La situación mejoró algo después, luego volvió a empeorar. Pero esa no es la cuestión para mí, la cuestión era y es: 1. saber que hay familias en España con todos los miembros en paro a las que se les han agotado todos los recursos y viven de la caridad de los bancos de alimentos. 2. que familias que tienen recursos, aunque sean pocos o mínimos, sigan prefiriendo comprar productos que a la larga nos están costando muy caros por su coste medioambiental y sanitario, y apelen al dinero para ello. La situación de crisis en la que nos encontramos me hacen plantearme dos cuestiones muy urgentes: .1. ¿las personas que nos alimentamos o queremos alimentar de forma ecológica somos unos privilegiados, estamos comprando un lujo? 2. ¿tenemos derecho a la soberanía alimentaria? Si la alimentación es un derecho, ¿no debería resultar la comida sana y digna para toda la población y no sólo para las clases adineradas? Todo esto me lleva a considerar terrible que las familias realmente pobres tengan que alimentarse con basura: el estado y Europa tienen que promover YA el derecho a una comida SANA, ECOLÓGICA y DIGNA PARA LAS TRABAJADORAS IMPLICADAS, implantando por ley comedores ecológicos en los colegios y hospitales, obligando a las contratas a ofrecer menús ecológicos en los edificios públicos y penalizando la agricultura intensiva y la comida basura, entre otras muchas cosas. Saludos.

      • Totalmente de acuerdo. No es lógico que para hacer comida “rentable y en cantidad” se admita como normal envenenar a los consumidores y destruir el medio. Bueno, es lógico si luego cobras por curar las enfermedades derivadas y te enriqueces restaurando los desastres ambientales, es lo que tiene un sistema diseñado para el beneficio de una minoría y no del conjunto.

  45. Chapó…. Ni yo mismo lo hubiera dicho mejor. Es de inteligencia colectiva, a lo que algunos pocos -o bien muchos- nunca están al alcance porque caminan solos.

  46. Enhorabuena por el artículo. Definitivamente, este cambio de mentalidad que tu has adoptado es aquella que todos deberíamos adoptar si queremos un mundo sostenible y comida para todos. Yo hago más o menos como tú aunque no compro mucho ecológico, sin embargo estoy pensando en dedicarme al negocio de aquí a poco tiempo. Pero tampoco derrocho nada, no lleno la nevera hasta que no se ha vaciado y por supuesto, no tiro NADA. Todo se puede reciclar. En casa prácticamente sólo comemos producto fresco, paso de comida procesada. Te doy un consejo si quieres: yo conservo las comidas calientes (lentejas, cremas de verdura, etc), en conserva, basta meterlas recien hechas cuando aún están muy calientes en un frasco y dejarlo enfriar boca abajo para que haga el vacío!, se conserva genial. Volviendo a los ecológicos, creo que es como todo: siempre hay gente que quiere sacar tajada de ello, y quién lo critica por el mismo interés. Hay muchos documentales al respecto, te paso este por si no lo has visto:

    http://www.rtve.es/television/20130528/cosechas-etiqueta/673900.shtml

    • Hola Ana: estoy de acuerdo a que el producto ecológico es un mercado del que muchos solo quieren sacar tajada, pero no todos. Creo que lo más importante es conocer al productor. Para ello es fundamental también optar por productores locales, que están creando empleo aquí. Cuando estás en una cooperativa de consumo conoces al productor de primera mano, muchas veces conoces también el lugar y los métodos exactos de producción. Eso da mucha tranquilidad. Un saludo y gracias por el mensaje.

  47. Tomo nota del tema de las cooperativas, ya que como te digo quiero entrar en el negocio en un futuro. Yo abogo, ya no por una agricultura con la etiqueta de “ecológico”, porque ello al fin y al cabo es el resultado de cumplir con la normativa impuesta desde un despacho y atendiendo a intereses. Mi idea es adoptar por una producción “tradicional” o como se quiera llamar, con productos de ptemporada y como se ha hecho de toda la vida, y si en invierno no hay tomates, se comen en conserva o se comen calabazas!…. Ánimo y de nuevo felicidades por tu artículo. Un abrazo!

    • Estoy totalmente de acuerdo contigo. En mi casa en invierno no comemos tomates porque intentamos consumir solo los que se consumen aquí cerca y ahora no es temporada. Hemos descubierto otro montón de verduras y recetas de temporada que no solo están buenas, sino que además son más sanas y baratas. Se puede hacer si tienes ganas, y no es necesario arruinarse.

      • Hola, un dilema que me gustaría exponer…desde hace un año estoy en un grupo de consumo de productos ecológicos pero me empezaron a parecer caros en exceso y en ocasiones me veía obligado a comprar mucha cantidad que me tocaba congelar y otra se me estropeaba, así que mi pareja (y con razón) se empezó a mosquear, así que en un intento de convencerla que aunque pagásemos más merecía la pena, realicé una comparativa de precios tomando como base el importe del producto no ecológico en comercio, producto ecológico en comercio y el del grupo de consumo. En un principio en mi familia acordamos que pagaríamos más por productos más sanos siempre que no superasen un 30% el precio del producto no ecológico en comercio, en principio si perteneces a un grupo de consumo te ahorras intermediarios y consigues precios más económicos, si perteneces a un grupo de consumo ecológico en teoría compensas el sobreprecio lógico de estos productos comprando directamente al productor aunque la diferencia sea un poco superior.
        Pero la comparación me salió en contra, resulta que como media había un sobre coste del 75% de media llegando al 200% en algunos productos.
        Me pareció una barbaridad y me dejó sin argumentos, aunque parezca extraño me salía mucho más barato comprar productos ecológicos en una gran superficie que al mismo productor.
        Creo que algo está fallando en el sistema, creo que marcarte un sobrecoste razonable, por ejemplo del 30% , ayudaría a que no se produjeran abusos ya que esta situación, lejos de promocionar el sistema y el producto lo perjudica.
        Yo personalmente me siento un poco estafado, con esto no quiero generalizar, al revés quiero que el productor honrado salga adelante y quitarle competencia desleal así salimos todos ganando.

        Un abrazo

  48. Ole! no puedo estar más de acuerdo! y me alegra que compres en cooperativas de consumo. Yo compro en A Xoaniña, Ferrol (A Coruña) y soy pobre, en serio. Acabo de montar una tienda y aún no saco un euro en limpio, y mi pareja no llega ni a mil eurista y vivimos los dos de su sueldo. Compro ecológico en la cooperativa y producto de cercanía en las tiendas de barrio. Comemos con nuestras familias, cenamos lo que sobra, y sobre el precio… realmente se gasta más? veo todo lo prescindible que gasta gente a mi alrededor y me dan escalofríos. Yo compro pan de mi comarca, sobra y al día siguiente desayuno con él. Congelamos, hacemos mermeladas, salsas… La comida tradicional llena, es saciante y nutritiva.
    Pero bueno, pasa con la comida y con todo, es preferible consumir menos y mejor. Yo no creo que se gaste más siendo un consumidor responsable. Y se lo digo a muchos amigos que teorizan sobre política… El consumo es nuestra principal arma para cambiar el mundo. De nada vale ir a votar cada 4 años si nuestros representantes apoyan un sistema productivo que va en contra de nuestros principios.

    Y bueno, “Ciudadano ecologista” llama la atención sobre algo que a mi también me irrita. Hay una empresa gallega de productos lácteos que vende más barato a grandes superficies que a cooperativas y tiendas de barrio. Yo me niego rotundamente a comprar un producto ecológico en un supermercado porque me parece una incongruencia terrible. Es una pena que los productores caigan en ese juego, porque al final va a ir en su contra y en contra de la calidad del producto…

    Un saludo y fuerza!

  49. Pingback: el eterno debate ¿lo ecológico para quien se lo trabaje, soltando billetes? | Colectivo Rebacaero

  50. Excelente articulo!! 🙂 No podria estar mas de acuerdo. Yo me vine a Argentina hace 1 tiempo y desde que estoy aqui aprovecho mas los recursos (pocos) que tengo y me las ingenio para comer sano: hago mi pan, mis burgers vegetales y un sin fin de reciclaje comestible! Querer es poder (aqui tengo mucho menos dinero q en España y estoy comiendo bien)..
    Gracias por el aporte y por el interesante articulo!

    • Cristina, os están engañando. Comer ecológico no es mas sano que convencional. No hai ningún estudio cientifico serio que apoye esa tesis. Te están tomando el pelo, los alimentos covencionales son seguros y los mejores de la historia de la humanidad. Pagar mas por lo mismo, es legítimo igual que cuando te compras una falda de marca pagasvel triple que x una de la feria. Estás en tu libre albedrio el hacerlo pero si para venderte esos productos te han dicho que son mejores para la salud, deberias saber que te están engañando. Un saludiño!

      • ¿En serio? O sea, la chica se hace pan casero y consume más verdura, eso es lo que dice, está hablando de aprovechar mejor los recursos, igual que hago yo en mi post… ¿y la eliges a ella para despotricar contra la alimentación sostenible? ¿Comer más verduras no es más sano? ¿Fabricar el pan uno mismo es menos seguro? ¿Quién está engañando a quién?

  51. Hola!
    ¡Enhorabuena y gracias!
    Me ha gustado lo que dices pero en especial cuando comentas: “y decidí que ya estaba cansada de hablar y quería hacer algo….”
    Me parece lo mejor de todo el texto.
    Estoy bastante cansado de escuchar día tras día quejaaas y verborrea entre mis amigos con los que discuto (charlo) mucho y pocas veces me sorprenden con actos personales. Sólo dicutimos, hablamos y criticamos lo que hacen otros sin ser “nosotros” mismos los que provocamos el cambio. Así que me he apuntado también al “HACER” más que al “HABLAR” y es mucho más bonito y consecuente por eso te quería dar las gracias y decirte que con el ejemplo muchos te intentaremos “copiar!
    Un abrazo!

  52. Pingback: Soy pobre y compro ecológico | Biosegura

  53. Comer ecológico es una cuestión ideológica, moral, que se merece el mismo respeto que cualquier otra postura con respecto a la alimentación (o a cualquier otra cosa), pero la verdad es que no existe ningún estudio científico serio (que haya sido publicado en una publicación seria), de que reporte beneficio alguno para la salud por encima de comer sano sin etiqueta “eco”, es más, la lamentable legislación europea sobre productos ecológicos hace que estos pasen menos controles sanitarios, (esto es culpa de las autoridades, no de los productos ni los productores), haciendo esto posible casos de intoxicaciones tan graves como el E. Coli (no olvidemos que hubos decenas de víctimas mortales, no es ninguna coña). Y a mí que no me intenten vender como ecológico un aguacate traido desde Perú (qué impacto medioambiental tiene trasladarlo aquí, o es que eso no cuenta). Yo consumo productos de mi huerta familiar y de temporada de mi zona (soy gallega), y sigo las recomendaciones de 5 raciones diarias de fruta y verduras para toda la familia, y ya. Y por cierto, las personas realmente pobres comen productos de banco de alimentos, o del contenedor, a ver si frivolizamos un pelín menos, que en todas las ciudades hay gente pasándolas canutas pero de verdad, y una cosa es llegar justito a fin de mes y otra ser pobre.

    • Me parece que conoces bien poco la industria alimentaria y los controles que tienen que pasar los productos ecológicos o los comedores que sirven ecológico para obtener el sello. Las intoxicaciones como el E. Coli, por cierto, provienen tanto de verdura ecológica como de no ecológica. Por cierto, si hubieras leído los 100 comentarios del debate, hubieras visto que en este blog frivolizamos lo justito con la comida y con la pobreza. Llevo mucho tiempo trabajando en mi barrio, en distintas asociaciones, huertos comunitarios y en mi colegio para proporcionar comida ecológica y sana a la gente menos favorecida y con menos dinero, reivindico precisamente que los más pobres no tengan que alimentarse con los peores alimentos, y de ahí esta entrada, para que vengas a llamarme frívola. Un poco de respeto para el trabajo de los demás. Afortunada tú que tienes una huerta, la mayoría de las personas que viven en la ciudad no tenemos acceso a una. Yo lucho porque las personas pobres tengan derecho a la soberanía alimentaria, ¿qué aportas tú?

      • Tipico eso de “conoces bien poco la industria alimentaria”, para intentar desacreditar a quiwn te está zumbando dialecticamente. Vaya argumento! Te están diciendo que comer ecologico es mas caro en general y creo que es obvio lo que te dicen.Lo malo de los pseudoecologistas, es que no escuchais. A todas luces es mas caro, por mucho que repitais una y otra vez lo contrario. Y ademas no es mas nutritivo, ni mas seguro (mas bien lo contrario) y en la mayoria de los casos ni siquiera es menos agressivo con el medio, como plr ejemplo comprar judias que se han cultivado en nueva zelanda. Se transportan en barco de vela?

      • Estimado Julián, si revisas el resto del blog, y te molestas en leer el artículo, verás que yo no compro judías cultivadas en Nueva Zelanda. Lo tuyo si que es desacreditar gratuitamente. Formo parte de la comisión del comedor del colegio de mi hijo, donde tengo que supervisar la lista de la comida, y los productores, y conocemos los controles a los que están sometidos. Sirven comida ecológica, por cierto. Lo mismo con la cooperativa de consumo en la que estoy, donde no traen las judías de Nueva Zelanda, sino que las traen de aquí al lado. También conocemos los controles que tienen que pasar. Comer ecológico es más caro si comes ecológico igual que comes normalmente. Para que sea más barato tienes que cambiar tus hábitos de consumo y de vida. A mí me sale más barato. Saludos, simpático.

  54. ,Cara Carolina, me parece fantástico el consumo de productos cultivados cerca, eso si es ecológico. Pero lo que no podeis decir, es que es mas sano comer ecológico que convencional porque no es cierto, estais engañando a la gente, no hay nada de eso. Puede que tu no compres productos venidos de nueva Zelanda, pero si andais “acojonando” a la gente con los productos convencionales, lo normal es que personas que piquen no anden mirando si son de perú o de albacete.
    Además, por mucho que digais lo contrario, los cultivos ecológicos, tal como está la legislación, son mucho menos productivos, con lo que necesitamos el doble de espacio para la misma producción y eso si que no es ecologico, ademas de encarecer el producto final. Creo que en indonesia o Bangladesh no están muy preocupados por esto.

    • Querido Julian, ¿eres Mulet disfrazado o te sabes su libro de memoria? Creo que se necesataría el doble de espacio si seguimos comiendo carne de la forma que lo hacemos ahora. Eso sí que es insostenible. Yo no acojono a la gente con nada, intento responsabilizarme de lo que consumo y cuento mi experiencia. No estimulo a la gente a picar, más bien al contrario, los estimulo para que compren productos locales, sean ecológicos o no. Un saludo.

      • Carolina, te has leido el libro de mulet y sigues con estas vainas? me parece increible, porque creo que el libro lo que hace es precisamente lo contrario de lo vosotros: los alimentos en europa son seguros, los productos ecologicos no aportan nada nutricionalmente ni siquiera en cuanto la proteccion del medio ambiente. Invito a todo el mundo que lea esto a que se lea el libro de J.M. Mulet, “comer sin miedo”. Incluso para quien crea que la comida que comemos es tan mala y esté dispuesto a hace oidos sordos a la evidencia, que sois casi todos,siempre aprenderá algo de como piensa “el enemigo”.

  55. Somos agricultores con una finca de naranjos ecológicos en Gádor (Almería), lo único que os puedo decir a la hora de comprar un producto pensar en la forma que se ha cultivado.
    Os dejo un ejemplo muy sencillo, a nosotros a principios de temporada los clientes siempre nos preguntan si nuestra naranja esta muy dulce y nosotros le decimos que nuestra naranja madura en el árbol l y toma el azúcar de forma natural. Digo esto por que muchos agricultores que no son ecológicos, lo que hacen cuando la naranja esta engordando, añaden un abono para que la naranja endulce antes (Este abono se llama Potasa). Esto es química pura y el que no conoce esto se come una naranja a principios de temporada y cree que se esta comiendo una naranja que esta muy dulce , pero realmente sabe lo que se esta comiendo……….. Como esto os puedo poner muchos ejemplos. Lo principal para nosotros es el respeto al medio ambiente y a la calidad de nuestros productos, por eso creo que los productos ecologicos aunque sean un poco mas caros, lo que realmente estamos haciendo es invertir en salud.
    http://econaranjaselmolino.com/

    • Gracias, Javier, yo lo que he notado siempre con la verdura y fruta ecológica es el sabor, sobre todo la dulzura. No solo las naranjas y mandarinas están mucho más dulces, es que no tienes que echar azúcar a un pisto porque el pimiento esta muy muy dulce, los tomates explotan de sabor, y las zanahorias mejor usarlas para hacer postres. Con los huevos también he notado diferencias en el sabor, el color, la consistencia, el tamaño de la yema… Con la carne mejora el sabor y pierden menos agua. Si son más sanos y aportan más nutrientes, eso que lo resuelva la ciencia. Yo desde mi experiencia solo puedo decir lo que noto: no me pongo enferma, cuando me pongo me dura menos, me han subido las defensas, etc.

  56. También, ya que estoy ;-), lo que me parece interesante de opiniones tan diferentes, es que pienso que el futuro del planeta no depende sólo de nuestra manera de cuidar el medioambiente o de comer Bio o no-Bio sino de cómo nos vamos a poner de acuerdo entre gente tan diferente, respecto a cómo hacemos para que la siguiente generación (o la siguiente), no se encuentre de morros con que ya no queda n’a de lo que una vez fue “aquel maravilloso planeta azul”.

  57. Fantástico, Carolina!
    No sé ni cómo he encontrado la entrada a tu blog….
    Pero iniciar estos debates y que duren ya casi dos años en la red merecen un reconocimiento.
    Soy de Valencia y vivo en medio de la presión y el ataque de la oleada Mulet. Mis reflexiones van hacia la cuestión, ¿Por qué no nos dejan ser BIO? ¿De qué quieren salvarnos? ¿Por qué están empeñados en demostrar que somos unos ingenuos, desinformados, snobs y, además, pijos?
    http://mamabio.es/empenados-en-bendecir-los-toxicos/

  58. Hola Carolina. Permítame decirle que no encontrará a nadie más defensor de los productos ecológicos que yo. Actualmente exconsumidor.
    ¿Y porqué exconsumidor? Pues por una sencillísima razón: noy hay dinero!
    La verdad es que me siento ofendido con su artículo, pues da a entender que lo único que tenemos, los que no consumimos ecológicos por cuestiones económicas, son tonterías.
    Hace 3 años, mi pareja y yo, que vivimos juntos, tuvimos la gran suerte de estar uno de los dos trabajando durante un año.
    En un famoso hipermercado que dispone de sección de productos ecológicos, haciamos prácticamente toda la compra. Yo decía “no entiendo cómo la gente no consume estos productos siendo más sanos (yo tampoco me creo los informes de la Universidad de Stanford)”. Pensaba… “aunque coma menos, lo poco que coma será ecológico”.
    Pues bien, el trabajo se acabó y con él el dinero.
    Al principio me negaba a abandonarlos; pero las matemáticas no fallan, y cuando empiezas a ver que tienes que elegir entre pagar casa/luz/comida “basura”/agua/gas/ o comida ecológica… está claro hacia qué zona se inclina la balanza, no?
    Y créeme, no tenemos ningún tipo de capricho. También somos del pensamiento de dejarnos de “fiestas” y viajes, y comer mejor y más sano.
    Como muchas otras personas estamos recibiendo ayuda de la familia. A veces no tenemos ni para comer “basura” en cantidades mínimas. He perdido peso y masa muscular. Antes hacía deporte, ahora no puedo ni permitírmelo, pues no estoy ni bien alimentado; sería más perjudicial que beneficioso.
    Pienso que el día que salgamos de esta… volveré a consumirlos, pero ahora mismo nos resulta totalmente imposible.
    Sí, es cuestión de llenar el “buche”, a la espera de tiempos mejores. Mientras tanto… si podemos llenarlo con 4 paquetes de galletas “tóxicas” antes que con medio paquete ecológico, así lo haremos. Porque… comer hay que comer.
    No sabemos en qué momento tendremos que salir de la casa porque ya no tenemos más dinero para seguir pagando.
    Nosotros mismos queremos, si es posible en un futuro, crear nuestra propia granja/huerto ecológico. Porque ya te digo, creemos en ello.

    Este mundo, este sistema asqueroso, siempre ha sido, es y será así: la salud, el bienestar, las alegrías, las fiestas, los caprichos, los hobbys, los viajes, la cultura, etc, etc, etc… siempre estarán al alcance de los ricos. De hecho sólo están “creados” para ellos. El resto somos mano de obra barata para proporcionarles la “vidorra padre”.
    No hay más. Y ojo, que no les tengo la más mínima envidia. Sólo me conformaría con que no se enriquecieran a costa de mi salud.

    Un saludo.

    • Estimado Jose:

      Siento que mi artículo te haya ofendido a ti. Está destinado a ofender a los que teniendo dinero ponen excusas para no comprar comida ecológica. La comida ecológica es cara y no debería serlo. Debería ser asequible para todas las personas, muy especialmente para las que tienen más dificultades de medios. Por eso llevo años luchando para que la agricultura ecológica y la soberanía alimentaria sean un derecho y no un privilegio. Si me dices en qué parte de España vives, intento proponerte soluciones.

      Saludos

  59. Estoy totalmente de acuerdo contigo!
    Decidí comprar más verduras y menos carne, cambié el supermercado por la compra semanal en el mercado agrícola de la isla. Compro pan de calidad, hecho con masa madre. Y visito herbolarios y tiendas ecológicas o como queramos llamarlas cada semana.
    A veces no hay lo que yo quiero, me adapto a comprar lo que hay, con lo que estoy cocinando un montón de platos que no había hecho en mi vida y además de ser sano es divertido y me relaja!
    Me encuentro más sana, no me pongo enferma, tengo mejor cara y estoy más delgada.
    He decidido invertir mi tiempo y mis pensamientos en comer mejor y es de las mejores cosas que he hecho en mi vida.
    Además no es cierto lo que se dice, a veces es más caro, a veces no. Sólo hay que saber elegir qué comprar y dónde y cuándo hacerlo.

  60. Hola, me parece estupendo tu nuevo modo de vida, yo tambien acabo de ser madre y quiero darle la mejor alimentación a mi hija, tengo la gran suerte de que mi familia se dedica a la producción de leche y como suplementoa la carne (denominación ternera gallega) Tengo que corregirte en una cosa ES IMPOSIBLE QUE LA CARNE ESPAÑOLA LLEVE HORMONAS, desde las vacas locas tanto la leche como la carne pasa estrictos controles y las multas si alguien se los salta son de cerrar la ganadería, quiero decirte que si una vaca necesita medicación su leche tiene que ser destruída minimo durande 20 días hasta que el analisis salga bien, lo mismo con la carne si es medicada debe esperar días hasta su sacrificio, es mas, si un ternero o vaca se rompe una pata en el camión (no tienen ningún cuidado) esa pata se tira, se lo descuentan al ganadero (que injusto) y sin suponer ningún peligro para la salud!!! Yo os aseguro que podeis comer con tranquilidad carne y leche de cualquier marca española otra cosa es el buey, ese que solo cuesta 23 euros el kilo (son las vacas viejas y/o pachuchas que ya no nos sirven). Ojalá algun día todos podramos saber lo que comemos.

    • Hola Cay: esta entrada del blog es sobre soberanía alimentaria, no sobre seguridad alimentaria. En ningún sitio digo que no sea “seguro” comer alimentos no ecológicos. La cuestión en liza es si se puede o no se puede comer ecológico sin perder dinero, y yo lo hago. Saludos.

  61. Hola! Me gustaría aportar una idea y que investiguéis, el cultivar GERMINADOS de semillas y granos ecológicos: económico, sencillísimo, estéticamente lindo y supernutritivo! Gracias! 🙂

  62. Yo consumo ecológico desde hace unos meses, y la diferencia de precio no es tan grande comparado con lo que ganas en salud y sabor del plato.

    Además, no se trata ya de ecológico o no ecológico, se trata de apoyar el cultivo sin químicos, y que no destroce el medio ambiente, se está instaurando como una moda cuando en realidad respalda un consumo sano y responsable.

    Por si os interesa, la fruta y verdura que compro es de http://www.eltenedorverde.es, tienen nutricionista online y reparten por toda España.

    Un saludo a todos!

    • El problema no es el producto es el sistema, para que un producto sea ecológico tiene que haberse cultivado sin tóxicos, con abonos orgánicos, próximo al lugar de consumo, normas laborales dignas, reduciendo el uso de combustibles fósiles y energía en general,fuera de invernaderos, respetando las variedades locales, sistemas de riego eficientes, ocupando las zonas de territorio que se han usado tradicionalmente, evitar el desmonte, para el caso de proteínas animales que este próximo al lugar de consumo, que su crianza no sea estabulada, por engorde natural, evitar el uso de piensos procesados, que no represente una competencia con las especies silvestres y que su sacrificio sea sin sufrimiento, parecido para la pesca (seguro que me olvido cosas).
      El problema que he detectado es en el sistema de comercio, distribución, fiscalización y control que en teoría no debería afectar al precio final si se hace bien.
      Independientemente que el producto sea ecológico o no ya el hecho de adquirirlo a un productor local debería ser mucho más económico ya que no hay beneficio de intermediarios, pongamos un 15% más económico, pongamos que el producto sea ecológico y cumple con los criterios arriba mencionados y además está certificado como tal ( el producto no el productor que con esto hay mucha picaresca como el caso del olivo)Digamos que este sobrecoste asciende a un 20% y le sumamos el beneficio propio de productor quedando un 35% ( que es al precio que se puede adquirir en grandes superficies) si le restamos la aparte del intermediario se queda en un 20% por lo que en todo caso sólo sería un 5% más caro que un producto no-ecologico, lo que es perfectamente asumible. Lo que no me cuadra es que haya diferencias de hasta un 100% o incluso de un 300% para productos de origen animal y en muchos casos sin una certificación que lo avale. Podría entender que hasta que un negocio sea rentable incrementes el en un 5% mas el beneficio bruto para asumir la inversión inicial y que lleguemos a un 10%. Pero lo que es inaceptable es que un productor negocie con un grupo de consumo las mismas condiciones que con una cadena de distribución, es imposible que un grupo de consumo adquiera enormes cantidades para poder conseguir un precio justo ya que eso conlleva, un almacenaje, unas condiciones, una gestión y una administración asumida por el grupo lo que hace aumentar el precio final lo que puede hacer pensar a mucha gente que es preferible comprarlo en una gran superficie y ahorrarte problemas, de la otra manera se estaría creando un sistema paralelo y alegal, aumentando la presión sobre el medio ya que se aumenta la oferta mientras la demanda es la misma.

  63. Yo también soy pobre y consumo ecológico casi siempre que he podido lo echo o me lo hago pero ahora he decidido comer todo ecológico , y tengo 630 euro de pensión y pago 420 de piso y la luz 110 y teléfono 55 interne y puedo hacerlo , diréis como cuando cobre la paga doble y un regalo de 100 euro , ice limpieza en la despensa y lo zaque todo que no fuera ecológico , y en vez de irme a las rebaja a gástamelo me fui a una tienda de producto ecológico y compre lenteja pasta todo lo que necesitaba , ahora compro fruta y verdura una cesta por 10 euro ecológico soy medio vegetariana , con lo que trae puedo comer muy bien y si me falta algo tengo lo que compre , con 50 euro al me puedo comer ecológico ,y el me que no pague la luz puedo ir reponiendo la despensa y cuando cobre la próxima paga en ver de irme de tienda de ropa compro más cosa ecológica , por mi saludo por la gente que trabaja que tenga un trabajo digno por la tierra que no la contamine entre otras cosa .
    Yo estoy sola pero si tuviera alguien lo aria lo mismo si se quiere se puede, no ve caro gastase en un perfume más de 50 euro o en un vestido más 100 euro, y por uno céntimo o un euro que es más caro lo ecológico lo critica y lo juzga cruel mente, y no ve lo beneficio que se os tiene y lo buenos que son.
    Os dejo donde yo compro y lo lleva a casa.
    Organiska
    http://organiskaspain.com/es/

  64. El costo beneficio es muy importante, así que también es recomendable conocer la declaración en la etiqueta que tienen los productos para el hogar que compramos, ya sean alimentos, productos de limpieza, de higiene corporal, etc, etc. Yo he probado los productos de limpieza biodegradables ELET de la empresa EINSBLEDT en México DF. Ellos hacen productos de limpieza ecológicos así como productos de aseo personal y para mascotas. Son muy suaves, no dañan la piel ni la ropa y son increíbles para mis hijos. Yo los compro en su página web, se las dejo y se los recomiendo: http://einsbledt.com/shop/

  65. Pel que fa a la llet pots provar amb La Selvatana. Posa’t en contacte via facebook amb ells i et diran a quines botigues venen prop de casa teva. 100% recomanable!

  66. Es cierto que con la crisis muchas personas no pueden permitirse consumir productos ecológicos porque su poder adquisitivo es menor. Sin embargo, esto no quita para que puedan tener su propio huerto donde tener su propia fruta y verdura y además ahorrar algo de dinero.
    Pienso que más que por un tema económico son excusas que busca la gente debido al impacto que este tipo de informes tienen en la sociedad.
    ¿Acaso no pueden tener su propio árbol y hacer mermelada ecológica?

    Es mi humilde opinión

    Besos!!

  67. Creo que es indiscutible que no comer biológico es malo para la salud.
    Doy por hecho y creo que es de lógica aplastante que tomar veneno no puede ser bueno para nadie.
    Meter dentro de un cuerpo substancias químicas consideradas venenos, aún que sea en bajas dosis que es con lo que se defiende su uso, no es bueno para ningún ser vivo.
    Y hay que tener en cuenta que las dosis de venenos se va sumando con cada producto que consumimos.

    Pero a parte de esto, hay muchos temas a tratar aquí…

    Realmente es más caro comer ecológico?
    Y para quién es mas caro en caso que lo consideremos así?
    Para el consumidor? para el productor? para el distribuidor? para la sociedad? para el planeta?

    Qué consecuencias tiene comer ecológico?
    Ya que si gastas más en comida y menos en medicamentos, porqué está demostrado que enfermas menos, tendríamos restar proporcionalmente este gasto secundario del primero no?
    Y el coste medioambiental de producir esos medicamentos?
    Y lo mismo con el gasto en médicos de la seguridad social que pagamos todos con los impuestos?
    Y el gasto en limpiar, tratar y descontaminar, tratar o sustituir: agua potable, agua de ríos o regadíos, etc. de productos tóxicos providentes de fumigaciones, químicos, medicamentos y hormonas empleados en los campos y la ganadería?
    Y lo que nos cuesta la contaminación del planeta con la producción de pesticidas y otros productos de la industria petroquímica para hacer abonos, pesticidas, etc?
    Y la consecuente pérdida de especies y parajes que esa contaminación supone?
    Qué precio le ponemos a eso?
    Comer eco es comer de temporada, por lo tanto, no hay sobreexplotaciones, respetando la distribución del territorio y asegurando la supervivencia de las espécies que viven en los mismos. Que precio tiene eso?
    Comer eco representa sostenibilidad, ir en contra del consumismo compulsivo que está llevando el mundo al colapso, que repercute en la sobreexplotació de personas y niños. Que precio tiene eso?

    Qué valor le damos a todo esto y más cosas que me dejo para no eternizar???

    Así que para ser justos y realistas tenemos que contabilizar cuánto nos cuesta directamente e indirectamente comer eco. Sino es hacer trampa.

    También podemos pensar lo que les va a costar a las generaciones futuras que nosotros no comamos eco.

    Cuando dejemos de pensar sólo en nosotros mismos y ver el mundo desde nuestro ombligo, luego entenderemos y veremos el coste real de las cosas, las consecuencias de nuestros actos, que vivimos en un mundo en que sólo se piensa en el ahora y en uno mismo.

    Que estamos todos en un mismo planeta y que éste no va a poder aguantar por mucho más que lo rociemos con químicos, lo contaminemos y lo maltratemos sin pensar en las consecuencias.

    Tenemos que ser mas conscientes, no se trata sólo de comer bien y de respetar el cuerpo propio sino de respetar también el cuerpo de los demás y el del planeta donde vivimos.

    Y esto no va de ser hippie o guai, de ser rico o pobre, va de ser responsable, de ser respetuoso, de ser sensible, de ser consciente de tu propia huella en el planeta, de preocuparse por los demás, de preocuparse por el futuro. De dar la posibilidad de que haya un futuro. Y eso eso no hay dinero que lo pueda comprar.

    Por lo tanto y desgraciadamente lo caro es el precio que nos va a costar a todos, con el pretexto que sea, el seguir consumiendo i produciendo como se está haciendo mayoritariamente.

    Así que amigos despierten!!!! No comer Ecológico es caríssimo!!!

    * Y si no se lo creen investiguen un poquito. Hay muchos estudios científicos que lo demuestran

    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s