crisis/Europa/información/Política/rescate

Rescate: día 1

Va para tres años que los periódicos nos bombardean todos los días de que estamos en crisis. Y va para tres años que tengo pruebas fehacientes de que dicha crisis es mentira: mi negocio no sólo sigue creciendo, de forma legal, sino que sigo teniendo clientes en la administración pública, en la empresa privada y particulares. De los que pagan mal, de los que pagan bien, y de los que pagan mejor. Este mes he conseguido tres clientes nuevos, tengo contratos que me garantiza un trabajo y unos ingresos estables todo el verano, algo insólito en mi profesión, y recibo el dinero cuando toca en el banco. Puntualmente he visto, sobre todo en el transcurso de los últimos doce meses, algún problema de liquidez, algún ajuste presupuestario, algún cliente perdido. Poco más. Nada a lo que no estemos acostumbrados en autónomos anónimos, s.a., esa monumental empresa que todos los días levanta este país.

Concretamente, hoy domingo 10 de junio de 2012, guarden la fecha, servidora a las 9.30 estaba con un café delante de su ordenador, con el vástago desayunado, vestido y bien despierto jugando a construir cohetes. No trabajo normalmente los fines de semana porque a mí también me gusta construir cohetes, pero la avalancha que viene sufriendo mi negocio desde hace días lo pedía.

Entretanto yo trabajaba, generando con mi trabajo empleo directo e indirecto, impuestos y mucho valor añadido para este país, el Sr. Presidente del Gobierno salía de debajo de la cama y daba la rueda de prensa más vergonzosa que he tenido que oír en mi vida, dado que por edad no tengo recuerdos del 23F. Dice el Sr. Presidente con orgullo que ha pedido él esta “línea de crédito”, de esas líneas de crédito que a mí no me dan los bancos porque no tengo garantías y con las que podría generar más empleo directo e indirecto, más impuestos y mucho más valor añadido para este país. Entre tanto la ministra de trabajo jugaba al Buble Shooter con su móvil, y algún asesor avispado le recomendaba echarle la culpa a sus hijos. Todos, sentados en el sofá de nuestras casas, desde donde tendremos oportunidad de zappear entre Nadal y Polonia, nos indignábamos mucho y movíamos un dedo exclusivamente para hacer RT en un twitter que hacía humo con TT que insultaban a los miembros del gobierno. El mundo entero se reía de nosotros y de nuestro tomatero rescate.

Y ningún partido, salvo Equo, pedía la dimisión de Rajoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s