Decrecimiento/Política

Decreciendo que es gerundio

Atención: este post esta en modo “beta”, es decir, aún no lo he terminado. De momento os lo dejo para que podáis comentar y me ayudéis, que ando poco inspirada esta resacosa noche de domingo. Sr. Font, se esperan sus amables correcciones y comentarios varios!

Me pedía mi hermana hace unas semanas, aunque nunca lo materializó a través del buzón de sugerencias, que escribiera sobre cómo es posible que España haya aumentado tanto sus emisiones incluso habiendo firmado Kioto. Bueno pues me voy a poner a ello.

La semana pasada, durante las jornadas de verano de JEV, bajo el tema de Cambio Climático, se nos comunicó por activa y por pasiva que ya está bien de cargar contra el consumidor. La única forma de luchar contra el cambio climático es a nivel institucional: legislando.

¿Y si tu gobierno se pasa por el forro incluso la legislación, entonces qué haces? Bueno, al humilde electorado le quedan unos cuantos recursos más allá de cambiar la famosa bombilla o el derecho a la pataleta. Pero primero, os voy a introducir un concepto sin el que no podemos plantearnos la reducción de las emisiones: se trata del “decrecimiento”.

El decrecimiento consiste en: pasar de una economía de mercado a una economía del conocimiento; reducir el consumo (de bienes materiales, sobre todo); mejorar la eficiencia energética; reducir la dependencia de petróleo, del gas y de los combustibles fósiles en general. El decrecimiento NO consiste en paralizar la producción, enviar a la gente al paro o retroceder dos siglos en la historia de la humanidad.

Para disminuir las emisiones y cumplir con Kioto, tenemos que decrecer.

Así pues,

¿Cómo hacer que el gobierno cumpla con Kioto?

1. Vota verde

2. Participa: en tu asociación de vecinos, en tu organización ecologista favorita, en tu comunidad. Asóciate, organízate. Da ejemplo, es la mejor forma de convencer a más gente.

3. Protesta: contra todas las prácticas de las empresas que malgastan energía. Boicotea a los grandes almacenes que mantienen las luces encendidas durante dos meses para celebrar la Navidad. Envía cartas, ¡quéjate!

4. Sé consecuente: evita los productos y las marcas que cada vez empaquetan las cosas más pequeñas de forma irresponsable. Compra a granel, no compres agua embotellada (cómprate un filtro y una botella de cristal), compra envases que se puedan reutilizar. Usa bolsas de tela para comprar.

5. Apaga la luz! Y dile a tus amig@s que la apaguen, y a tus padres. DESENCHUFA EL CARGADOR DEL MÓVIL.

6. No vayas en moto. Si vas en coche procura que esté lleno y no lo uses para ir al centro. Usa el transporte público. Si el transporte público en tu localidad es malo QUÉJATE. Critica a tus amig@s cuando van en coche al centro o conducen sol@s.

7. Usa software libre! No tires tu ordenador viejo, para hacer uno nuevo se gasta una cantidad indecente de agua y electricidad. Ponle software libre y regálaselo a tu madre, a tu suegra, a tu hermana o a tu prima. Enséñales a usarlo y acaba con la brecha digital!

5 pensamientos en “Decreciendo que es gerundio

  1. Hola Carolina
    Me parece interesante el tema del decrecimiento. Algo parecido me habian contado pero de otra forma. Se trata de la filosofía de las tres R´s: Reducción, Reutilización, Reciclaje.
    Apoyo tu decalogo para una modelo de vida justo y respetuoso.Continua trabajando sobre ello.
    Un abrazo

  2. Hola Jaime!

    El decálogo no está terminado. Ando un poco vaga ultimamente, pero espero terminarlo en breve. Si tienes ideas que te gustaría añadir, yo encantada.

    Un saludo.

  3. Hola Carolina!
    En tu post hablas de no cargar contra los consumidores, pero en cambio los consejos que propones van todos dirigidos a ellos.
    Para hablar de decreciemiento, no deberíamos hablar también de modelo industrial? I el agrícola?
    Por ejemplo, personalmente creo que apagando la luz no solucionamos nada si no cambia la política energética de nuestros estados y por lo tanto la manera de obtener esa energía.
    Sabemos que una de las causas del cambio climático es el sistema económico mundial, el capitalismo, pero no luchamos contra él…
    No pienses para nada que esta es una crítica destructiva, al contrario me gusta tu post, sigue escribiendo!
    Hasta pronto!

  4. Hola Ramón:

    Muchas gracias por tu comentario. Tienes toda la razón. Escribí en verano un artículos para EcosPrinter, creo que responde a tu crítica, así que lo he traducido y te lo publico como contestación. Pero por supuesto que esto son sólo tesis de salida, lo que quiero es animar el debate y que hayan nuevas propuestas para que vayamos definiendo políticas concretas, a todos los niveles.

    Un saludos!
    Carolina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s